Skip Ribbon Commands Skip to main content
Share This

Verme nodular (Oesophagostomum dentatum, O. brevicaudum, O. quadrispinulatum)

Síntomas:
Los hospedadores desarrollan en la mucosa intestinal inflamaciones de aspecto nodular de 1 cm de diámetro alrededor de cada larva. La presencia de múltiples nódulos interfiere con la motilidad intestinal y con la absorción dando lugar a diarrea intermitente, pérdida de apetito y emaciación. Las larvas permanecen en los nódulos durante unos 3 meses antes de salir a la luz intestinal. Las principales lesiones se producen cuando las larvas salen de la mucosa intestinal, erosionando notablemente su superficie. Muchas larvas mueren dentro de los nódulos, en cuyo caso éstos se endurecen. Las infecciones primarias importantes se pueden caracterizar por diarrea grave de aparición súbita, a menudo de color oscuro y con un gran contenido en moco. Los animales se pueden quedar agotados y morir en 3 a 4 semanas. En los cerdos que sobreviven a la infección suele haber una supresión del crecimiento.

Especie :
Porcino

Importancia:
El verme nodular, cuya prevalencia es muy alta, provoca enfermedad y reducción del índice de conversión. Si los cerdos no se desparasitan, puede provocar pérdidas importantes. Su distribución es mundial.

Diagnóstico:
En las heces, los huevos de Oesophagostomum no se pueden diferenciar de los de Hyostrongylus ni de los de Trichostrongylus. A menudo el diagnóstico se hace mediante diferenciación del estadio larvario tercero, en las heces, o en el examen post-mortem por la presencia de vermes adultos y nódulos en el intestino.

Prevención:
Llevar a cabo medidas de control generales contra nematodos. Como las larvas de dentro de los nódulos no se ven afectadas por los antihelmínticos comúnmente utilizados, para asegurar la erradicación son necesarios tratamientos repetidos a intervalos de varios meses.

Ciclo de vida:
Los vermes nodulares adultos son blancos, de 8 a 14 mm de longitud y tienen una cápsula bucal estrecha. La fase larvaria tercera (L3) infectante, provista de envoltura, se desarrolla al cabo de una semana a partir de huevos excretados en las heces. Una vez ingeridos por los cerdos, las larvas se desprenden de su envoltura y excavan en el tramo de la mucosa intestinal comprendido entre el píloro y el recto. Transcurridos de 5 a 7 días, las larvas mudan en la mucosa al estadio cuarto. Posteriormente, las larvas salen a la luz intestinal, maduran y comienzan a poner huevos unos 40 a 50 días después de la infección. Mientras que los vermes adultos se localizan en el intestino grueso, las larvas lo hacen tanto en el intestino delgado como en el grueso.

 

©2017