Skip Ribbon Commands Skip to main content
Share This

Verme grande redondo (Ascaris suum)

Síntomas:
Los Ascaris adultos compiten por el alimento con el cerdo infectado y pueden reducir notablemente la conversión del pienso. Infecciones masivas provocan irritación intestinal, produciendo moco y provocando diarrea y pérdida de peso. A veces los vermes adultos se apelotonan y obstruyen el intestino, el cual puede reventar y provocar peritonitis. Las lesiones producidas por las larvas migratorias son de una importancia primordial. La migración a través del hígado provoca las pseudocicatrices blancas conocidas como manchas de leche, que son la principal causa de decomiso de hígado en el matadero. La migración masiva a través del pulmón provoca amplias lesiones e infecciones secundarias. Las infecciones graves pueden provocar la muerte. Las infecciones reiteradas, acompañadas de hemorragia pulmonar, edema y enfisema provocan un proceso de tipo asmático denominado fuelle.

Especie :
Porcino

Importancia:
El Ascaris es el endoparásito porcino más importante, provocando grandes pérdidas económicas debido a la morbilidad, mortalidad y decomiso del hígado. Su distribución es mundial.

Diagnóstico:
Examen de los huevos en las heces o presencia de los vermes en el intestino delgado en la necropsia.

Prevención:
Instaurar medidas de control para prevenir la ingestión de huevos por los animales antes de que sean sacrificados. Desinfectar la sala de partos con lejía. Desparasitar las cerdas y lavarlas antes de introducirlas en las salas de partos.

Ciclo de vida:
Verme grande, blanco. Los adultos miden entre 15 y 40 cm de largo. Cada hembra de Ascaris produce en el intestino hasta un millón de huevos por día. Estos son muy resistentes a la desecación, al calor y a la congelación y pueden sobrevivir en el entorno durante años. En condiciones favorables , las larvas mudan al segundo estadio infectante (L2) dentro del huevo en tan sólo 10 días. Los huevos infectantes contaminan el suelo, el pienso, el agua, el polvo y los pastos de muchas explotaciones porcinas. Tras su ingestión, los huevos eclosionan y liberan larvas que penetran en el intestino delgado y llegan al hígado a través del torrente sanguíneo. Las larvas migran a través del parénquima hepático, mudan a L3 y migran a los pulmones. Salen a los alvéolos, ascienden hasta los bronquios y la tráquea, mudan a L4, alcanzan la faringe, son deglutidas y vuelven al intestino delgado. Los vermes adultos empiezan a poner huevos dos meses después de la infección. Los adultos viven en el intestino delgado.

 

©2017