Skip Ribbon Commands Skip to main content
Share This

Verme filiforme intestinal (Strongyloides ransomi)

Síntomas:
Las lesiones son más importantes en lechones muy jóvenes. Las larvas migratorias son responsables de la mayor parte del daño, que incluye tos, mialgia, dolor abdominal y a veces muerte súbita. Los cerdos afectados se mueven poco y pierden el apetito. Al cabo de varios días, cuando las larvas maduran a adultos en el intestino, los lechones infectados empiezan a vomitar y presentan diarrea sanguinolenta de moderada a grave. En condiciones de exposición continua, estos signos pueden aparecer simultáneamente. La mortalidad puede alcanzar el 50%. Los cerdos adultos portadores a menudo no muestran signos clínicos.

Especie :
Porcino

Importancia:
Moderada a alta. El verme filiforme provoca graves pérdidas económicas debido a la mortalidad y morbilidad en áreas en las que el clima y las pautas de manejo favorecen su desarrollo. Su distribución es mundial, siendo especialmente frecuente en climas cálidos.

Diagnóstico:
A través de los característicos huevos embrionados en las heces recientes o por la presencia de hembras adultas en raspados de la mucosa intestinal en la necropsia.

Prevención:
La limpieza de las cochiqueras puede reducir la carga de larvas y adultos libres en el entorno. Las reproductoras pueden estar infectadas por larvas en estado latente en su grasa subcutánea. En este estado, los vermes no se ven afectados por los preparados disponibles habitualmente. La gestación y el parto parecen estimular el resurgir de las larvas, que pueden infectar posteriormente a los recién nacidos a través del calostro. En tan solo una semana tras la infección, los lechones eliminan a su vez huevos. Como los huevos de las heces de la cerda o de los lechones pueden dar lugar a larvas infectantes en 24 horas, hay un rápido aumento de la carga parasitaria. Por consiguiente, la cerda se debe tratar con un antihelmíntico eficaz antes del parto. Si los exámenes coprológicos muestran que los jóvenes lechones lactantes están infectados, se debe iniciar inmediatamente un tratamiento apropiado.

Ciclo de vida:
Los vermes filiformes tienen el aspecto de un pelo y 4 a 5 mm de longitud. La única forma parasitaria adulta es la hembra partenogénica. En condiciones favorables, los machos y hembras que viven fuera del hospedador se reproducen sexualmente en el medio.El verme filiforme intestinal es capaz de infectar atravesando la piel y mediante ingestión por el animal hospedador. Las larvas penetran desde la sangre a los espacios aéreos pulmonares, migran ascendiendo por la tráquea hasta la boca y son deglutidas. Maduran a la fase adulta en el intestino delgado, donde las hembras ponen huevos que no necesitan ser fecundados para desarrollarse. Estos huevos son eliminados en las heces y eclosionan posteriormente dando lugar al primer estadio larvario, que se desarrolla en la forma típica de los vermes redondos para llegar a convertirse en la L3 infectante. Los vermes filiformes adultos ponen huevos que dan lugar a un tipo de larvas distinto. Si las condiciones del entorno proporcionan suficiente calor y humedad, dichas larvas sufren una serie de mudas en las heces depositadas en el pasto y se desarrollan hasta vermes adultos, que pueden vivir fuera del hospedador. Los machos y hembras de este tipo copulan. Los huevos fecundados puestos por las hembras que viven fuera del hospedador dan lugar eventualmente a larvas L3 que son ingeridas por el hospedador durante el pastoreo, o que penetran a través de la piel. Una vía común de infección del lechón recién nacido es a través del calostro. El período de prepatencia es de 6 a 9 días. Se localiza en el intestino delgado.

 

©2017