Skip Ribbon Commands Skip to main content
Share This

Piojo del cerdo o Pediculosis porcina (Haemotopinus suis)

Síntomas:
La infestación por piojos provoca inquietud y malestar. Los animales se rascan, se provocan rasguños y tienen menor crecimiento y peor índice de conversión. La piel de las áreas infestadas se suele engrosar y se vuelve más frágil, pudiendo agrietarse. En las infestaciones graves, las pérdidas de sangre pueden ser lo suficientemente importantes como para producir anemia y debilitamiento. El piojo Haematopinus también transmite el virus de la viruela porcina.

Especie :
Porcino.

Importancia:
La infestación por piojos se considera una enfermedad importante del cerdo siendo una plaga común del cerdo en la mayoría de zonas del mundo.

Diagnóstico:
Mediante la presencia de estos grandes insectos en el animal.

Prevención:
Los piojos no abandonan su hospedador, de forma que el control consiste en tratar los cerdos cuando están infestados. IVOMEC es muy eficaz. Tratar antes del parto para evitar que los piojos infesten a los lechones.

Ciclo de vida:
El piojo del cerdo mide de 5 a 6 mm de largo y, por tanto, se puede observar fácilmente a simple vista. Haematopinus tiene una cabeza larga y estrecha, un aparato bucal largo adaptado a la succión de sangre y amplias pinzas en cada una de sus 6 patas. Su ancho cuerpo es pardo grisáceo con bordes negros. Este es el único piojo del cerdo. El piojo porcino pasa casi toda su vida sobre el animal hospedador. Los huevos se quedan pegados a los pelos próximos a la piel. El ciclo biológico se completa en 3 a 4 semanas. Los piojos mueren rápidamente fuera de su hospedador porque estos insectos sólo pueden vivir a la temperatura corporal. En infestaciones masivas los piojos, que avanzan lentamente, pueden llegar a cubrir todo el cerdo.

 

©2017