Skip Ribbon Commands Skip to main content
Share This

Verme rojo del estómago (Hyostrongilus rubidus)

Síntomas:
Los vermes jóvenes excavan en la mucosa gástrica para chupar sangre, provocando gastritis hemorrágica y anemia. Los vermes jóvenes de las glándulas gástricas provocan la formación de nódulos con la consiguiente interferencia de la función gástrica, dando lugar a diarrea y deshidratación. Las infecciones con escaso número de vermes a menudo pasan desapercibidas. Las infecciones masivas provocan anemia, debilidad y rápida reducción del peso. Como consecuencia de la diarrea se produce mucha sed y falta de ganancia de peso.

Especie :
Porcino

Importancia:
Moderada. Los vermes estomacales rojos contribuyen a las infecciones verminales mixtas, reduciendo la eficiencia del pienso. Distribuido por todo el mundo.

Diagnóstico:
Los huevos del verme estomacal se parecen a los de Oesophagostomum y a los de Trichostrongylus axei. En caso necesario, se puede llevar a cabo una identificación directa bien mediante el cultivo de los huevos de las heces, hasta que aparezcan las larvas, o mediante el examen post-mortem de la mucosa del estómago.

Prevención:
Retirar las heces con frecuencia y proporcionar un suelo seco. Muestrear cerdos en crecimiento y desparasitarlos para asegurar un índice de conversión óptimo, pero tener en cuenta que las larvas que se encuentran en las paredes del estómago no se ven afectadas por los medicamentos. Debido a los estadios histotrópicos que le caracterizan, el Hyostrongylus resulta difícil de erradicar.

Ciclo de vida:
Los huevos son de tipo estrongilido. Los adultos son delgados, con una longitud de 0,5 a 1 cm y rojo brillante. Los huevos de los vermes estomacales se excretan en las heces. Las larvas eclosionan y mudan en una semana al estadio tercero infectante y con envoltura. Las larvas no son muy resistentes al frío y a la desecación. Tras ser ingeridas por el cerdo, aquéllas penetran en las cavidades de las glándulas gástricas, donde pueden permanecer en la fase larvaria histotrópica durante 13-14 días. Algunas larvas salen a la luz del estómago, otras permanecen en reposo en las glándulas gástricas durante varios meses, dilatando éstas y formando nódulos. La puesta de huevos se inicia 3 semanas después de la infección.

 

©2017